Buenos Aires, 17 de julio del 2024

    No podemos seguir abrazados a Netanyahu